Saltar al contenido
Infoperros.org

¿Tienes un perro gordito con problemas de sobrepeso?

imagen de un bulldog ingles muy grande en el jardin

Podemos no darnos cuenta de que nuestro perro necesita bajar de peso. Claro para nosotros nuestro amigo-mascota es uno más de la familia y sabemos que tiene algo de sobre peso, pero como es tan mono…. Pues bien te diré que a todos nos hacen “chantaje” nuestras mascotas. Te mira con esa carita a la cual no puedes negarte a darle un premio, pero la obesidad es uno de los mayores problemas a los que se enfrentan nuestras mascotas hoy día.

Síntomas de obesidad en nuestro perro

En la gran mayoría al igual que los humanos, la obesidad está causada por comer en exceso y por atracones poco saludables. También se desencadenan por factores ambientales, los cuales si no se controlan pueden dar lugar a graves problemas.

Los problemas de peso en los perros, su nivel de grasa al igual que en los humanos. Pueden desencadenar en ciertas enfermedades, que pueden dar lugar a complicaciones más graves, incluida la muerte del can.

Podemos considerar un perro obeso, a todo aquel que sobrepasa en un 15% su peso ideal

¿Cuáles son los problemas de la obesidad en nuestra mascota?

1. Diabetes.

Al igual que los humanos, los perros pueden tener diabetes. Sabemos que una de las causas es el sobrepeso en los humanos, también lo es en los perros, cuanta más grasa se almacena en el organismo. Éste tendrá que generar mayor cantidad de insulina para combatir su creciente masa grasa. Los perros tienen la tendencia a resistir demasiada insulina en su cuerpo, esto se traduce en DIABETES.

2. Intolerancia a las altas temperaturas.

La mayoría de perros con sobrepeso, tienen demasiados depósitos de grasa acumulados en su piel. Lo que se traduce en una difícil tolerancia al calor. Por eso los perros con obesidad son más propensos a sufrir un golpe de calor y muy especialmente en la época estival

3. Artritis.

El perro con obesidad, tiene un aumento de peso el cual carga en exceso los huesos, así como las articulaciones y otras partes de su cuerpo. Dando problemas de movilidad, iniciando el desarrollo de otras patologías como puedan ser problemas musculares, articulares como desplazamiento de disco espinal, displasia de cadera, grietas y úlceras en los ligamentos, también da pie al desarrollo de las hernias de disco y cojeras.

4. Problemas en la piel.

También produce la obesidad problemas en la piel, al almacenar depósitos de grasa en exceso en su piel se generan serias dificultades para su preparación, aseo y entrenamiento. Dando lugar a la acumulación de bacterias y suciedad que podrían terminar en infecciones, por erupciones cutáneas, rozamientos en la piel, heridas, alopecias y seborreas.

5. Problemas respiratorios.

La obesidad en consecuencia hace que el perro respire peor. La grasa acumulada en su abdomen, presiona su diafragma y reduce la capacidad pulmonar. Eso explica que el animal sienta más dificultad para inhalar el aire que necesita, así mismo aumenta el riesgo de colapso en la tráquea del perro. Sobre todo en los de razas más pequeñas, siendo más frecuentes en razas de cara aplastada y pliegues faciales, como El Carlino, Boxer o Bulldog, conocidas como síndrome braquiocefálico.

6. Problemas cardíacos.

También la acumulación de grasa puede dar lugar a anomalías cardíacas. Problema muy frecuente en los perros obesos, al tener aumento de peso causa efecto en el ritmo cardíaco. Puesto que el corazón tiene mayor trabajo para bombear la sangre y repartirla por todo el cuerpo, la presión cardíaca aumenta. Esto puede producirles hipertensión, hipoglucemias, resistencia a la insulina, y/o tumores de mamas en las hembras. Aumenta el riesgo a la hora de realizar alguna intervención quirúrgica, problemas de esterilidad y complicaciones en los partos.

imagen de un chihuahua pelo corto anciano

7. Problemas hepáticos.

Las grasas en general son más difíciles de digerir, y en el mundo canino pueden presentar un gran problema. Debido al mal funcionamiento del hígado por los depósitos de grasa acumulados en el área. Pudiendo causar incluso la muerte del animal.

8. Problemas del aparato digestivo.

El sobrepeso en los canes, causa muchos problemas en sus intestinos y páncreas. El resultado puede ser una pancreatitis muy dolorosa para nuestro can debido a que el páncreas está inflamado. Les puede producir problemas crónicos, fiebre elevada, falta de energía y apetito, vómitos, diarreas y decaimiento. Un síntoma son las heces pastosas amarillentas y grasas, incluso a veces sanguinolentas y espumosas, debido a la mala digestión por grasas acumuladas.

¿Cómo solucionar la obesidad de mi perro?

Todos estos problemas de salud debidos a la obesidad, son potencialmente mortales, y acortan la vida y su calidad en nuestra mascota. Depende de nosotros que nuestro perro esté sano, con una buena dieta con piensos equilibrados y un buen programa de ejercicios saludables, con paseos en las horas de menos calor del día o llevándolos a correr por el campo o la playa donde esté permitido hacerlo. Es una buena oportunidad tanto para el animal como para el dueño para ponerse en forma.

Ejercicios para adelgazar

El ejercicio es una buena solución para que nuestro amiguito se ponga en forma y consiga bajar unos kilitos. Seguro que ha dejado de hacer tanto ejercicio como antes, ya no es tan activo y se tira tumbado todo el día. Debemos evitar como en los humanos una vida sedentaria. Por ello llevar una rutina de ejercicios será algo santo tanto para nuestra mascota como para nosotros. Empieza implementando las horas en las que vais a salir a hacer ejercicio y ve aumentando el tiempo cada día. Esto ayudará bastante a quitarse estrés posible y a perder peso.

Alimentación y dieta del perro

Las comidas siempre deben ser equilibradas y piensos de calidad de los cuales hablaremos en otro post y haremos comparativa. Hay que tener en cuenta que las comidas y la calidad del pienso son muy importantes, para obtener los nutrientes necesarios, correcta combinación de fibra, proteína, hidratos de carbono, vitaminas y minerales y estar saludables. Siendo obligación nuestra darle la mayor calidad de vida para mantenerse el mayor tiempo posible sano y feliz.

Hay que tener muy en cuenta que la ingesta de fibra puede producir estreñimiento si no toman más agua. Tendremos en cuenta antes de realizar cambios en la vida del animal. Hay que consultar a nuestro veterinario los cambios que deseamos hacer. Para que nos oriente y aconseje en lo que es mejor. Así estaremos seguros de hacer lo correcto.

Resumiendo, para que tu perro sea feliz y sano, dale mucho amor, muchos y buenos cuidados. La mejor atención que puedas ofrecerle y una BUENA DIETA.